26 de marzo de 2014

#ReseñaFugaz "Fangirl" Rainbow Rowell.




Cath es una fan de Simon Snow. Bien, todo el mundo es fan de Simon Snow, pero para Cath, ser fan es su vida y es realmente buena en ello. Ella y su hermana gemela, Wren, se envolvieron en la serie de Simon Snow cuando solo eran unas niñas; es lo que las ayudó luego de que su madre se fuera. Leyendo. Releyendo. Pasando el tiempo en foros de Simon Snow, escribiendo fanfiction de SImon Snow, vistiéndose como los personajes para cada estreno de las películas. La hermana de Cath se ha alejado casi completamente del fandom, pero Cath no puede dejarlo ir. No quiere. Ahora que están de camino a la universidad, Wren le ha dicho a Cath que no quiere ser su compañera de habitación. Cath está sola, completamente fuera de su zona de confort. Tiene una hosca compañera de habitación con un novio encantador y que está siempre alrededor, una profesora de escritura que piensa que el fanfiction es el fin del mundo civilizado, un apuesto compañero de clase que solo quiere hablar de palabras... Y ella no puede dejar de preocuparse de su papá, quien es amoroso y frágil y jamás ha estado realmente solo. Para Cath, la pregunta es: ¿Puede hacer esto? ¿Puede lograrlo sin Wren sosteniendo su mano? ¿Está lista para comenzar a vivir su propia mano? ¿Y realmente quiere superarlo si eso significa dejar a Simon Snow atrás?
 
*Aviso importante: si no quieres saber a fondo de que trata la historia, te recomiendo no seguir leyendo. Al final de mi resumen del libro, pondré un aviso para que sepas cuando termina y comienza mis comentarios con mis puntos de vistas sobre la historia xox*


Tenemos este peculiar libro, que como dice en su nombre en letras grandes en su portada, va dirigido a cierto público en especial. Y si, por si todavía no se dan cuenta, el libro es para las fangirls.
¿Qué es una fangirl?
Una Fangirl, soy yo.
Una "Fangirl" es... ese tipo de chicas (y en algunos casos chicos), que tienen ídolos y cosas a las que se aferran apasionadamente y ponen su vida en ello. Generalmente son las adolescentes de 15, 16 y 17 años. Aunque en este libro nos demuestran de que no hay edad para ser una fangirl.
El relato nos narra la historia de Cath y de Wren, que son dos hermanas gemelas pertenecientes al gran fandom de los libros de "Simon Snow"  (saga de novelas juveniles-inantiles creada exclusivamente para el libro).
Oh wait...
Pertenece, ya no es pertenecen, ya que es Cath la que no puede dejar el fandom después de muchos años de fiel amor hacia Simon. En cambio Wren,  con la escusa de ya no poder seguir anclada a su adolescencia y la complejidad que implica tener una hermana gemela, decide dejar todo eso atrás… madurar, tener una vida social, etc. ¿Qué mejor la época de universidad para ampliar mucho más tu círculo de amigos, tener novios, o simplemente muchas noches de diversión?
Cath no la logra entender. Todo cambió en el momento en que Wren le dejó saber que ella no estaba dispuesta a ser su compañera de cuarto. 18 años juntas, en la misma habitación le sobraban para una vida completa. Y que siempre fueran “las gemelas” no le agregaban puntos al asunto.
Solían pasar noches completas acurrucadas la una al lado de la otra con la computadora en sus regazos mientras se dedicaban a escribir sin parar su conocido, por el fandom y casi por todos los seguidores de la saga, fanfiction.
Cath escribía, Wren corregía y editaba.
Eso era el pasado. Ahora Cath tenía que arreglárselas sola para poder juntar sus ideas y ordenarlas para poder escribir un capítulo de “Carry on Simon” y poder subirlo.
Un fanfiction que ahora siertamente se ve mucho en la internet. Un fanfiction donde los dos personajes protagonistas “enemigos pero con un cariño realmente extraño” se enamoran y tienen una relación homosexual,  que produce que mucha gente que sigue los libros mire con otros ojos a la escritura original de la autora creada por la auta valga la redundancia.
Comenzar una etapa como lo es la universidad, para una chica que está acostumbrada a estar con gente conocida a su lado (Wren), es difícil y complicada.
Cath no es precisamente sociable, al contrario de Wren, ella prefiere pasar la noche con su computadora mientras escribe Carry on Simon en vez de salir con sus amigos, o con su especial compañera de cuarto Reagan.
Reagan.
Una chica testaruda y controversial, que odia a medio mundo. Es pesada y muy cruda.
Lo único bueno que puede llegar apreciar Cath sobre ella, es la cola que siempre le está colgando. O mejor dicho un chico que siempre está donde ella está.
Levi.
La única cosa buena apreciable que trae Reagan a la habitación compartida con Cath, es ese chico alto lleno de sonrisas, y miradas felices.
Cath sabe que no tiene que meterse con  él, después de todo es el novio de la chica con la que duerme casi todos los días (cuando ella se digna a aparecer), y sabe que no se tiene que sentir como se está sintiendo cuando él la llama Cather y le muestra una de las muy amplias sonrisas que tiene.
Pero, como es predecible, cae en la tentación, y termina enamorándose de Levi.


El libro en sí me encantó, me fascinó y lo amé con mi alma.
Los personajes están super bien formados y creados. Cada uno tiene personalidades distintas, y cada uno tiene su chispa.
Cath fue en cierto modo un reflejo mío en muchas ocasiones donde se notaba su nivel de fanatismo, podía verme reflejada en ella, y no me avergüenzo de decir que probablemente soy una “adolecente loca por algo insignificante”.

Hubieron veces en que las actitudes de Wren y de Reagean me sobrepasaban. Especialmente de la primera. Muchas veces actuó de una forma realmente estúpida. Osea si, los adolescentes cometemos estupideces, y estas se multiplican cuando nos hacemos más grandes y entramos a la universidad, pero alguien con dos dedos de frente entiende que intoxicarse no es algo para tomarlo a la ligera.
Al igual que Wren, Cath tiene sus lados negativos.
A pesar de los muchos intentos de la gente de su alrededor por introducirla en  una vida como la gente normal lo hace, ella no logra sentirse cómoda con los de afuera de su círculo de amigos.
Leer sobre una fangirl que ya no se puede considerar precisamente como “adolescente” es nuevo y encantador. Saber que uno puede ser fangirl cuando quiera, independiente la edad, es genial.

En cada hoja que pasaba sentía cada vez más que estaba leyendo la vida de una potterhead. Los libros de Simon Snow se nota de lejos que fueron inspirados para poder acercarse a la realidad de los libros de Harry Potter. Magos, escuela de magias, fans de todas las edades.
A pesar de que yo sólo he leído Harry Potter y la cámara secreta, sentí extrañamente su poder de fandom entrar en mi. Okay eso sonó raro, pero si alguien me entendió, genial.
Sé que los fans de Harry Potter que leyeron este libro estaban encantados de que alguien como Rainbow pudiera llegar a sus cabezas de fans y poder demostrarle al mundo que por amar demasiado algo o alguien, no somos estúpidos. Y sentir que una escritora tan genial como Rowell se tomó el tiempo de hablar sobre nosotros es tan… inexplicable.

Ya volviendo con el tema y la trama del libro en sí: El drama que se hace`presente, por parte del padre de las gemelas, en muchas ocasiones se me hacía confuso, tenía que releer muchas veces para poder llegar a enteder los ataques de ira del padre de Cath.
Como digo arriba, me costó un poco entender el sentido del libro, pero al final lo comprendí y me teminó gustando bastante.
El personaje estrella de este libro fue Levi. Levi, el hermoso y perfecto Levi. ¿Dónde estás cariño?, ¿hay alguien en el mundo igual que tú que quiera pasar el resto de la existencia a mi lado?
Para mi Levi fue el estereotipo de chico perfecto. Soy una fangirl, y este chico es el novio perfecto para una. Es atento, es lindo, es cariñoso, es tierno, es tolerante, es sexy, es perfecto en todos los sentidos*w*. Okay me callaré, pero creo que hice entender el punto de que no tengo nada que decir de Levi<3.


Ya hablando sobre Rainbow, la chica tiene una forma de escribir única, y eso nadie se lo quita, al igual que “Eleanor and park”, este relato está lleno de frases hermosas y fragmentos que te quitan el aliento.
Me hubiese gustado tener el libro en físico y en inglés, para poder tomarle el gusto a fondo y poder disfrutarlo completamente, ya sea sus frases y su narración, ya que la traducción que leí muchas veces mezclaba las ideas de una forma demasiado enredada y terminaba mareada.

Los fragmentos que iban incluidos al final de cada capítulo le dieron un gusto distinto a toda la narración. Le agregaban ese… eso, sip, le agregaban eso que le faltaba.
Le hubiese dado las 5/5 estrellas si no hubiese sido porque el final me decepcionó completamente. Osea, primero “Eleanor and Park” y luego esto. Tenía esperanzas que después de leer E&P llegaría y leería Fangirl y me quedaría satisfecha.
Pero lamentablemente, no fue ese el caso.
Estaba leyendo en voz alta, porque una corazonada le dijo a mi subconsciente que lo hiciera, y sin darme cuenta, de un momento a otro terminé en la página de agradecimientos del autor.
OSEA ¿Qué onda?, ¿cómo Rainbow no se pudo tomar el tiempo de escribir aunque sea un epílogo donde nos atara los cabos (que fueron MUCHOS por cierto), que quedaron sueltos?
Fue tanta mi decepción que le quité 1,5 estrellas al libro.
Era hermoso, era perfecto, hasta que llegué a las últimas páginas.
¿Lo recomiendo?, si, lo recomiendo, pero dejo sus corazones a su propio riesgo.
¿Quieren arriesgarse a leer un libro que los dejará con un vacío en su corazón?, es su decisión, no digan después que no les advertí.

*En goodreads le dí 3* 


¿Comentarios?
¡gracias de antemano por leer la reseña!
un beso<3

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si me dejaras tu comentario, opinión o cualquier cosa escrita aquí me harías muy feliz.
¡Gracias por leerme!